Inicio Bosques La roya, la peor plaga de los últimos 40 años

La roya, la peor plaga de los últimos 40 años

Escrito por: Conecto marzo 8, 2015

p22203291-810x539Debido a la incidencia de la roya, el bajo rendimiento en la producción y la cada vez mayor competencia, la exportación de café mexicano registró una caída del 27.5% en el ciclo de producción 2013-2014, con respecto al ciclo anterior.

La roya es una enfermedad que ataca los cafetos y seca sus hojas y sus frutos. Esta plaga acabó con cerca del 50% de los cultivos en el estado de Chiapas (primer productor del país) afectando también pero con menor intensidad a Oaxaca y a Veracruz.

La Organización Internacional del Café (OIC) categoriza a este brote de roya como ‘la peor afectación desde que hizo su aparición en Centroamérica en el año de 1976’.

infografiawww.larepublica.pe

Aunque no existe una ‘cura’ para esta plaga, se pueden tomar medidas preventivas para tratar de combatirla. Una planta infestada con roya debe de ser reemplazada por una nueva.

Foto de roya tomada de Centro Tzeltal, desarrollo rural

También le puede interesar

1 comentario

Mynor huertas solis noviembre 28, 2015 en 10:09 am

Es lo peor que ha afectado la producción de café, sobre todo a los pequeños caficultores porque son los que tienen menos acceso a crédito, asistencia técnica, capacitación sistemática no digamos mercados justos, siempre los intermediarios ganan más que ellos en un sólo día sólo por tener la plata, renovar para ellos y cambiar de variedad es toda una proeza. Pero lastimosamente las buenas variedades como los bourbones, carurras, arábigos que dan excelente taza, en zonas bajas, hay que irlas sustituyendo por variedades más resistentes con el apoyo de gobiernos y cooperación internacional, solos ellos imposible, mejorar el manejo de tejido y sombra, nutrición más integral y definitivamente renovación de cafetales viejos y agotados por plantas injertadas con robusta que son más resistentes al cambio climático. Hacer análisis de suelos para realizar las enmiendas necesarias con cal agrícola o dolomítica de acuerdo a las condiciones reales de las plantaciones y renovar con plantas injertadas de variedades resistentes producidas con sustratos con abono organico del mismo lugar es una buena alternativa, para disminuir costos y renovar poco a poco por áreas para ir motivando a los pequeños caficultores organizadamente, sino hay organización comunitaria, imposible y a la vez que inicien experiencias de comercialización colectiva para mejorar precios con mercados más justos y no inhumano como el actual.

Respuesta

Deja un Comentario