Inicio Amaranto Quali

Amaranto Quali

Al consumir amaranto Quali enriqueces tu nutrición, ayudas a frenar la desertificación y a mejorar las condiciones de vida de mil 500 familias campesinas de la región de Tehuacán, Puebla y sus alrededores.

La cadena agroindustrial de alimentos de amaranto Quali inicia en 1995 con las familias campesinas e indígenas responsables del cuidado del agua y la tierra en que cultivan las semillas de amaranto orgánico seleccionadas desde hace un cuarto de siglo.

La gama de productos Quali tiene diversas presentaciones: hay mezclas en polvo para preparar aguas, malteadas, galletas y pasteles; amaranto reventado para consumo como cereal, y botanas y golosinas saludables preparadas con este grano, rico en proteínas, minerales y vitaminas. Además, se sabe que al combinarlo en una dieta con frijol y maíz se llega a la “proteína ideal” que el cuerpo necesita.

Actualmente el Grupo Cooperativo Quali está conformado por numerosas cooperativas que agrupan a mil 500 familias distribuidas en la región Mixteca Popoloca de Puebla y algunos pueblos de Oaxaca, Veracruz y Tlaxcala, y son el líder en la producción de amaranto.

Esta empresa social nació para hacer frente a problemas locales de desnutrición, falta de empleo y migración, y se ha enfocado particularmente en la atención a las mujeres, las familias más pobres y las personas con alguna discapacidad.

Orígenes

Aunque el proyecto de Grupo Cooperativo Quali nace en 1995, sus fundadores, Raúl Hernández Garciadiego y Gisela Herrerías Guerra, arribaron a la región semiárida en Puebla desde 1980 con la misión de encontrar modelos que permitieran superar la pobreza en regiones campesinas e indígenas, regenerar la naturaleza y generar empleos y riqueza para las familias.

Actualmente la empresa social agrupa a 96 cooperativas con mil 500 familias participantes que cultivan la planta de amaranto en 850 hectáreas junto con el maíz y frijol.

En vista de que la problemática central de la región era la escasez de agua, el grupo ha trabajado también en el rescate de tecnologías indígenas para la conservación de los suelos y el agua, a través de un programa hermanado a Quali, llamado Agua para Siempre.

Premios y reconocimientos